Revista del Centro Argentino de Meteorólogos, editada  desde 1970. Integra el Núcleo Básico de Revistas Científicas Argentinas desde 2005, publicando trabajos relacionados con las ciencias de la atmósfera y oceanografía.

Numero de Registro de Propiedad Intelectual: RL-2019-73243023-APN-DNDA#MJ

ISSN 1850-468X

Volumen 39 – N°1 VER MÁS NOTAS DE ESTE NÚMERO

DESCRIPCION DE LAS VARIACIONES HORARIAS MEDIAS DE PRESION EN LA ARGENTINA Y SU INFLUENCIA EN LOS SISTEMAS BARICOS

Norma Possia, Bibiana Cerne y Claudia Campetella

Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, UBA
Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA) - CONICET-UBA UMI IFAECI/CNRS, Argentina

Manuscrito recibido el 31 de marzo de 2013, en su versión final el 28 de agosto de 2013

RESUMEN

La presión atmosférica horaria media mensual presenta una variación semidiurna regular de unos pocos hectopascales (entre 4 y 2 hPa aproximadamente), efecto conocido como marea barométrica. Si bien la existencia de esta oscilación es ampliamente conocida, en este trabajo se la documenta en forma mensual para algunas estaciones de Argentina. La variación semidiurna es más importante durante los meses cálidos que fríos. Los máximos y mínimos principales tienen lugar entre las 12 y 14 UTC y 20 y 21 UTC, y presenta tres tipos de comportamientos. La región Centro y Este donde la amplitud disminuye con el aumento de la latitud y muestran un ciclo estacional marcado. La región Patagónica con menor amplitud pero con mayor diferencia entre verano e invierno que la región anterior. Y la región Oeste, que presenta la amplitud de onda más importante y además la mayor diferencia entre verano e invierno. La longitud de onda es 5 horas mayor en verano que invierno en las estaciones estudiadas. La amplitud de estas oscilaciones estaría modulada no sólo por el efecto de térmico del sol sino también por otros efectos locales. La marea barométrica afecta de distinta forma a la profundidad de los sistemas báricos según la hora en que ellos tengan lugar, por lo que este resultado debería ser tenido en cuenta en el momento de definir y caracterizar la profundidad de los ciclones/anticiclones para realizar cualquier estudio y/o pronóstico del tiempo